Hipotiroidismo y calidad de vida

El hipotiroidismo es una patología endocrina muy prevalente, que afecta a ambos sexos, aunque mayoritariamente a mujeres y requiere un seguimiento para toda la vida.

Los síntomas del hipotiroidismo son variados e inespecíficos: cansancio, falta de vitalidad o falta de energía, trastornos del sueño (somnolencia, insomnio), depresión, alteraciones de la memoria, intolerancia al frío, piel seca, aumento de peso, y estreñimiento, entre otros.

El tratamiento estándar es la administración diaria de levotiroxina (eutirox, dexnon, levothroid) en cantidad suficiente para normalizar la TSH (hormona hipofisaria) y por tanto resolver la mayoría de los síntomas.

Tras la normalización de las hormonas tiroideas por el tratamiento, el 20% de los pacientes hipotiroideos continúan con síntomas y por tanto con mala calidad de vida percibida.

Los síntomas que persisten tienen que ver con la energía/vitalidad, problemas de peso, memoria o síntomas depresivos.

El 25% de los pacientes que persisten con síntomas cambia de endocrinólogo y se sienten incomprendidos.

Los endocrinólogos debemos ser más empáticos y tratar de forma integral bio-psico-social a los pacientes con hipotiroidismo para que la normalización en la analítica se traduzca en una mejora real de la calidad de vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *